5.10.16

29 minutos de Ariadna Michelle en ahora la turba

Una vez hubo otro portón, en esta misma línea. Era la noche del 8 de diciembre de 2010 en la Ponce de León. La Universidad era del pueblo, autonomía, no-confrontación. Queríamos que fuera accesible, de calidad. La segunda parte de la huelga empezaba en días. Protestábamos en la avenida y parpadeamos.  Alguien debió haber traspapelado la pieza porque la policía apareció desde adentro. De momento todo fue la luz de las linternas y de los biombos. Había un ruido como de construcción: un motorcito de decir basta y váyanse. Trajeron una máquina para arrancar el portón de la Ponce de León. Mirábamos desde la otra acera y llorábamos. Por momentos la máquina se atascaba. La operación tardaba tanto en reanudarse, era tan torpe todo, que de momento se nos secaban las lágrimas, se nos olvidaba lo que estaba pasando y nos pasábamos chistes. De momento se hacían el ruido y las luces. Nos abrazábamos de nuevo.  Esa noche, después de compartir “te amos, “lucha-sí” y “hasta la victoria siempre” con el grupo más grande, Guillermo y yo decidimos no soltarnos. Justo ahora me doy cuenta de que casi ninguna de las que estuvo compartiendo esa acera con nosotras se quedaron. Todavía viven en la Isla, pero no.

https://ahoralaturba.wordpress.com/2016/10/05/29-minutos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario