29.6.16

Por ahí viene la cosa (de Ariadna Michelle en Ahora la Turba)

Un día después de la asamblea comencé un correo diciendo “espero que entiendas que no es contigo” y antes de arrepentirme lo envíe. Mentí. Quise decir “te admiro” y es cierto. Lo que pasa es que sí tiene que ver contigo. Y conmigo. Y con las demás. Si no, no será. Lo personal es político y lo político es personal. Lo demás es unidad y consenso.
A propósito de cómo [creo] que son las cosas, la asamblea fue una distracción. No digo  “destino manifiesto” o “vocación ineludible de quien va”. Tampoco “fuimos como borregos” y mucho menos “nos llamaron”. Molestábamos. Digo que nos esperaban o eso dijeron. La asamblea ocurre en años luz de precariedad, recortes, frustración, exilio: en días en que el colonialismo rompe y se rompe. El nombre no hace la cosa , pero a esa cosa se convocó capitalizando sobre otras luchas -huelga 2010 redux- reclamando el poder simbólico y político del llamado. La participación no es proceso: es espacio para debate desde quienes trabajan o quieren trabajar. Participar es reconocer a otras, sus diversidades. El poder gestor de la rabia – las rabias- es lucha también.
Leer colu completa aquí: https://ahoralaturba.wordpress.com/2016/06/29/por-ahi-viene-la-cosa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario