23.1.16

Igluses

Nos vamos de ira. Procura llevar un cambio de ropa
y acompañamiento musical.
Repasaremos los pueblos y planetas de camino.
Es fácil distinguir entre ellos debido a la densidad poblacional.

Es como el eterno debate entre Astros y Cangrejeros—
unos brillan solo en invierno. El invierno aquí
no es un invierno verdadero
pero hacemos las veces de hombres de nieve,
recién desaparecidos.

Acabo de hacer aparecer esta oración en línea:
"El acompañamiento de los navíos norteamericanos
se mantuvo en secreto por parte de la comandancia
de la flotilla española".

Depende de cómo lo digas podría ser muy romántico.

Ninguno de los dos acompañamientos mencionados arriba
significa compañía propiamente.

De aquí emigran más de 53 mil personas anualmente.

*

Piensa en mi cuerpo. ¿Qué es lo primero que te ocurre?
No hay espuelas incorrectas,
solo que si me preguntas si esa sangre es mía
lo negaría con la cabeza contra la brea.

Aquí todo es permitido, al menos eso indican
los últimos sondeos. Yo,
por ejemplo, te tengo al frente y te beso.
Y deseo hacer otras cosas, como cambiar de empleo.

“¿Pero tú no piensas?” dicen cuando uno regresa al país.
Es por la economía, y la ignominia, y los iglús.
¿Es iglús o igluses? En todo caso,
yo me iría también si no fuera porque deseo
que hagamos un sondeo sobre cuántas cosas no existen aquí.

Al final, ¿qué se hunde primero?
Pregunto, porque el consenso es que todos estamos en fila 
para un salvavidas y yo cedí mi puesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario