31.5.15

La condición insana

El filósofo convida a los presentes
a pensar en Hannah Arendt
pensando, con un cigarrillo encendido,
sentada en su sofá.

Es una escena de una película
de la vida de la filósofa.
Para más información

“Sus ideas cambiaron el mundo”
según el cartel de promoción.

Según el filósofo todo el mundo puede pensar,
pero no por ello cambiará la Historia
del Pensamiento. Además,
cada día fuma menos gente.

¿A qué habrán olido las manos de Arendt?

El filósofo huele a una mezcla de mala leche

y sudor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario