10.1.15

Cortesía y Fracaso: Oponerse en Puerto Rico (artículo publicado en Revista Summa Iris, vol 2 n 1)

"Si bien es cierto que la segunda huelga universitaria y Ocupa Puerto Rico fueron dos fracasos, es importante señalar que el fracaso de la huelga -su caos, su violencia, su indeseabilidad y su exceso- es, uno, positivo para efectos de fomentar una cultura de oposición política en el País. La segunda huelga nos parece un fracaso porque los y las estudiantes se pasaron de la raya, sobre-reaccionaron, actuaron mal, incurrieron en prácticas contrarias a los mejores intereses de los grupos y los ideales que suponían representar etc. Pero ese hacer de más; ese exceso violento, ofensivo, equivocado, alarmante dentro del contexto de la protesta, concretiza una imagen clara, dinámica, arriesgada de la oposición, que a su vez, sirve como punto de partida para reflexión crítica, y para hacer ajustes en nuestros métodos y maneras sobre la marcha. Ocupa Puerto Rico, por otro lado, es un fracaso que decepciona. No más. Su propósito fue simplemente trasplantar los elementos más reconocibles de los movimientos Ocuppy de afuera -de ahí los formatos y procesos para mítines, los emblemas y consignas etc.- para hacer en Puerto Rico lo que se estaba haciendo en los Estados Unidos. Y, en tanto no era más que una mímica, lo importante -en la ocasión, por ejemplo, de esa marcha a Plaza Las Américas- era lucir como manifestantes, asumir las formas de una protesta social: “tirarse a la calle a marchar” luego de coordinar con las autoridades correspondientes para asegurar que todo estuviera bajo control." 

http://www.funlam.edu.co/revistas/index.php/summaiuris/article/view/1221/1113

No hay comentarios:

Publicar un comentario