6.7.14

Otro más para la Fania

Johny Pacheco en Zaire, hoy
República Democrática del Congo,
y en el bongó Roberto Rohena
en el coño del mundo, 1974.

La historia de la música es
tan injusta con los vencidos—
los que nunca aprendieron a bailar,
los que siempre nos salimos
de ritmo y George Foreman

quien luego tuvo una carrera exitosa
vendiendo enseres en televisión.

Hoy día Ali necesita tanta ayuda para comer
que a nadie se le ocurriría sacarlo a bailar
[¡toma!] Mas la música cuenta otra
historia: Ponte duro, bongó,
ponte duro.

En cambio, las barbacoas Foreman comienzan

en los 79 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario