17.7.14

El charquero

“En esta colonia, con cuerpos agujereados por distintas condiciones y, sobre todo, con espíritus que normalizan sus esclavitudes internas ¿tendremos el contexto material y espiritual necesario para retar y prevalecer contra la charca[1]?” -Roberto Alejandro





[1] Supongo que el autor se refiere a la novela La Charca. Sobre La Charca, copio este pequeño fragmento de un análisis de la obra, disponible en mongrafias.com: “Se desarrolla una trama de perdición, problemas económicos, controversia, muerte, sufrimientos, violencia, juegos ilegales, robos, asesinatos, prostitución y maltrato hacia las mujeres.” Es cierto que para prevalecer contra un libro muchas veces no basta con cerrarlo. De hecho, a veces no basta con rehusarse a leerlo, en tanto la perspectiva del autor del mismo trasciende los contornos de su obra y lectores y no-lectores por igual adoptan su perspectiva hasta que se vuelve el default setting para mirar/interpretar la sociedad que es objeto de su novela. En este caso, Puerto Rico. ¿Y cómo está Puerto Rico? ¡Enfermo! Otra vez, todos juntos: ¡Enfermo! ¿Y qué hace falta?  “El contexto material y espiritual adecuado” ¿Y qué es contexto? “Mano, una ficción nueva. ¿Entonces? “Quizá conviene leer otra cosa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario