12.7.14

Creencia patriarcal compartida

Una amiga colgó en su perfil de Facebook un enlace a una página que reúne 15 fotos de mujeres jóvenes americanas con carteles exponiendo las razones por las que no son feministas. A juzgar por estos carteles, razones sobran [como acostumbraba decir un antiguo miembro del CAED] para renegar del feminismo. Entre ellas: que las mujeres no son víctimas, que no necesitan disque ser representadas por otras mujeres, que para valerse por sí mismas no hace falta menospreciar a los hombres, que creen en la verdadera igualdad entre géneros etc. Pueden ver las fotos aquí: http://www.buzzfeed.com/rossalynwarren/i-do-not-think-it-means-what-you-think-it-means?bffb 

Estas imágenes serían tragi-cómicas sino porque provocan pánico, pues los argumentos escritos en marcador mágico y bolígrafo, y expuestos con tanta convicción ante la cámara por cada una de las quince chicas son idénticos a aquellos esbozados por chamacos machistas en conversaciones de pasillo, y en las redes sociales y ante comisiones legislativas. Sobre este último, favor ver aquí: http://www.elnuevodia.com/dicenquenuevasguiasdeasumediscriminancontraloshombres-1811693.html

Según ellos, nuestra sociedad sufre los embates del hembrismo—una mutación en extremo perniciosa del feminismo, que busca establecer la dominación de mujeres sobre hombres. A uno le daría risa esta definición sino porque existen hombres y mujeres que la repiten como una verdad. Y lo que es peor, que se buscan y se organizan y actúan a partir de esta idea. Favor ver acá: https://www.facebook.com/CrianzaCompartidaPuertoRico?ref=stream

Aún así, muchos de los posts y comentarios en la página enlazada arriba provocarían risa, sino porque se asemejan demasiado a aquellos que uno podría encontrar en la propaganda de grupos de odio, de fanáticos de la pureza racial, sexual o moral.  De ahí que en la página se denuncie la supuesta mendacidad de las mujeres que solicitan órdenes de protección en un país en extremo violento contra las mujeres, o que se haga chiste del gran número de hogares puertorriqueños liderados por madres solteras  o que se presente al varón heterosexual como sujeto vulnerable y vulnerado en sociedad.

Uno se ríe un poco al mirar estos posts. Pero entonces recuerda que éstas no son  posturas marginales, contrarias al entendido social en lo que concierne la construcción de género en el país. Se trata más bien de la versión más extrema de ese entendido en una sociedad de entendidos en extremo conservadores y excluyentes.


Voy a ver si todo esto me cabe en un cartel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario