16.6.14

the man who sold the world

En el aeropuerto de Ciudad de Panamá
el wifi no funciona, ni el aire
acondicionado. 

Hay dos tiendas Apple, una Rolex.
Hay ocho pantallas para ver el mundial
entre las puertas de embarque 22
a la 36: Suiza contra Ecuador,
ganó Suiza (2-1).

El aeropuerto está lleno de ecuatorianos muy
tristes y pequeños, con niños
tan altos como sus padres.

Busco con quién hablar de beisbol
durante el retraso de mi vuelo.
Mi padre es del tamaño del ecuatoriano
más alto. Aún así, me lo llevo
por dos cabezas: Atléticos 10,
Yankees 5.

Para distraerme imagino que pronto
abordaré un avión para ir a verlo.

Pero ya terminó el partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario