18.6.14

El Progreso

El Municipio de San Juan auspicia una actividad artística llamada "Plaza Tomada." Dos compañeros y una compañera enfrentan cargos criminales por realizar un acto artístico en una plaza en San Juan[1]. ¿A quién más le tomaron el pelo las elecciones pasadas? Este lamento está trillado. Aún así, “cuando descanse te hablaré de un algo extraño y vida mía te diré mi desengaño [con Yulingrado]”. ¿Ven? Es fácil ocupar el campo de lo cultural para enviar un mensaje político. Por acá otro: “Es cierto, se debe admitir, [el municipio] está lleno de maldad, pero al estudiar la situación entraremos en [acción]”.

Si me cambian la canción, me fugo con mi talento de regreso a Guaynabo City. Eso cuenta como abandonar el País, ¿no? De lo contrario, me tendré que conformar con mi pedacito de adoquín y ¡jammear, papá! Referente obligatorio: Bob Marley. Busco un mensaje en su canción para mejor entender mi situación: “No bullet can stop us now, we neither beg nor we don’t bow/ Neither can be bought nor sold.” ¿No les pasa que cuando le prestan atención a la letra de una canción de reggae para nada pega con el contexto usual en que uno escucha reggae en este País? A mí me pasa que cuando me topo con un dilema político me cuesta prestarle atención a la razón. Prefiero hurgar entre mis talentos a ver qué aparece para distraerme.

Entre mis talentos está sacar los mensajes políticos de contexto. Ejemplo: El Municipio de San Juan auspicia una actividad artística llamada "Plaza Tomada". En el cuento Casa Tomada  de Cortázar, hermano y hermana van entregando cuartos de la casa de sus padres a un mal indefinido hasta que no tienen otro remedio más que huir. Una plaza no es como una casa en el sentido de que no hay cuartos donde refugiarnos del mal que nos acosa. Frente a una plaza en San Juan está la Casa Alcaldía.

Cada vez que cruzo la plaza me la imagino atiborrada de gente capaz de recitar la letra de una canción de reggae como si se tratara de un mensaje urgente. El mensaje lee como sigue: "Dos compañeros y una compañera enfrentan cargos criminales por realizar un acto artístico en una plaza en San Juan. El municipio ha anunciado que tomó la plaza. Que ocupó el campo de lo cultural. Que se le hizo fácil.” 

Ahora,  ¡a jammear, papá!

No hay comentarios:

Publicar un comentario