21.6.14

Carta abierta

Estimada Licenciada Oronoz:

Nunca vacacionamos juntos. ¡Qué pena! No obstante, nuestras familias se conocen. Yo, por mi parte, conozco muchas personas más jóvenes que usted y que yo, con currículos impresionantes. Sólo que nadie las conoce. O sea, las conocen en sus casas y eso. Pero sus familias no son reconocidas, como las nuestras. Aunque, imagino, tendrán que vacacionar en alguna parte, ¿no? Alguien, presumo, podrá dar fe de la alta calidad de su entorno familiar. Aunque, debo admitir, “familia”, “clase” y “calidad” son categorías entrecruzadas por el poder político, social y económico imperantes en Puerto Rico. De ahí que yo conociera a muchas de las personas que escribieron cartas y/o depusieron a su favor. En fin.

Le escribo pues ayer sintonicé a la transmisión de su vista de confirmación y me quedé con dudas con respecto a sus concepciones sobre política jurídica. Y, a decir verdad, me confundió mucho el uso de términos como “opinión consultiva” para abstenerse de responder a preguntas directas en torno a su visión del actual estado de derecho y del deber ser jurídico en nuestra sociedad. De igual forma, la idea de que alguien que funja como asesora legal de un municipio supone limitarse a abogar por los intereses de su “cliente” es en extremo preocupante, cuando consideramos que los intereses de ese “cliente” deben sopesarse a la luz de los más altos estándares constitucionales. De lo contrario, el marco de acción del Estado estaría definido única y exclusivamente por los límites de la imaginación de sus funcionarios. ¡Imagínese!


Por lo demás, quisiera decir que para muchos y muchas, los mayores logros posibles dentro del campo del derecho, son aquellos relacionados a la adquisición y defensa de los derechos civiles de la multiplicidad de personas. Le preguntaría como se siente al respecto, pero intuyo que tendré que esperar a que le toque, como jueza, adjudicar una controversia para conocer su opinión. Me cuestiono entonces el por qué de la vista de ayer. Si se trataba de ver a mis conocidos y conocidas en televisión, supongo que cumplió su propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario