20.3.14

Must see


Qué pena que no haya un video circulando en las redes sociales de la sesión de brainstorming del equipo creativo de McCann para la campaña publicitaria de Dentyne Ice. Sería un recurso valiosísimo en cursos de sociología para discutir conceptos como patriarcado, sexismo, cultura y mercado. En cambio, el vídeo de la sesión de sexo oral entre dos agentes de la policía, uniformados, él y ella, en el cuartel no podría mostrarlo en el salón, debido a su alto contenido ¿sexual? ¿sexista? Se me hace difícil diferenciar.

¿Es sexi que un extraño en el tren te “ofrezca la falda”? En las pornos es sexi ver hombres con mujeres siempre y cuando los hombres no salgan más de lo necesario. En una escena de sexo oral, por ejemplo, es necesario mostrar el pene del hombre porque si no, uno no podría VER a la mujer “practicando” sexo oral. Pero no hace falta mostrar su rostro, pues a uno no necesariamente le interesa pensar en ESE hombre recibiendo sexo oral, sino en la posibilidad de recibir sexo oral de la mujer que sale completa en pantalla. ¿Eso es lo sexi, no? ¿O lo sexista?

Pregunto porque aparentan haber diferencias de rango entre los agentes que aparecen en el vídeo. Porque hay diferencias de poder entre hombres y mujeres, punto. Porque esas diferencias a menudo son re-articuladas y representadas en nuestra sociedad como algo puramente sexi (en el caso del video), o puramente chistoso (en el caso del anuncio de Dentyne). Porque cuando circulan vídeos de sexo entre un hombre y una mujer, las mujeres siempre son bien fáciles de identificar, pues salen todo el tiempo en cámara. Los hombres son más como una “presencia,” como un contorno sin contenido para rellenar con las ganas de uno estar ahí, grabando a la mujer que además tiene nombre y número de placa y un blanco en su frente, ahora que su frente y sus ojos y su boca han aparecido en miles de pantallas de computadoras y celulares. El hombre puede ser casi cualquiera de nosotros, quienquiera que esté mirando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario