6.3.14

Carta al Representante

Importa poco si usted se encapuchó o no. O si le puso comida de perro a un puñado de policías en protesta contra el abuso policial durante la pasada huelga universitaria. O si usted ofendió las sensibilidades de la ciudadanía, con actos y/o expresiones “desafortunadas,” rodeado de chamacos barbudos y muchachas con guille de “terroristas.” Usted fue parte de esa lucha y dio comienzo a su carrera p...olítica a partir de su participación en la huelga. De hecho, hasta la fecha, HUELGA 2010 es el ítem de mayor peso y relevancia política en su CV. De paso, las huelgas no se hacen para tener algo que poner en el CV. Mas usted así lo quiso. 

 Es por esta razón que me parecen improcedentes sus expresiones en torno a qué cosas fueron o no representativas de la huelga estudiantil. Entiendo que como miembro de la Asamblea Legislativa—como representante del pueblo que aún no ha sido electo por el pueblo—tiene más de un motivo para cuidar de su imagen pública. Por tanto, le será necesario en ocasiones no asumir posturas que resulten antipáticas para determinados sectores de la población. Sin embargo, a usted no le corresponde adjudicar sobre el carácter ético o legal de la pasada huelga universitaria. Resulta demasiado conveniente aferrarse al imaginario más simpático del movimiento huelgario para hacerse de nombre y lugar dentro de la clase política de nuestro país, para entonces repudiar los aspectos menos “media-friendly” del movimiento. Aquí conviene hacer memoria de los y las compañeras a quienes jamás se les ocurriría poner HUELGA en su CV, porque la huelga anularía todos los demás ítems en su CV. No sé si me entienda.

 Yo estoy de acuerdo con usted en que es irresponsable que un compañero legislador lo acuse de acciones de las que usted no tomó parte directamente. Empatizo con usted si a raíz de semejantes acusaciones, ha sido objeto de amenazas. Como usted, entiendo que la población merece un debate político de altura. No obstante, siento que es importante recordarle que usted no representa un movimiento, sino que, como tantos otros y otras, simplemente fue parte de un evento político en la historia reciente del País y nada más. Por favor, no se adueñe de lo que no le pertenece a nadie. Y no pase juicio, para su conveniencia, sobre los múltiples haceres de quienes lucharon con usted, no importa cuán antipáticos le parezcan, pues de todos y cada uno de esos haceres se hizo la huelga. Y sin la huelga, ¿qué iba a poner en su CV?

No hay comentarios:

Publicar un comentario