30.3.14

Café, bombas, cercanía (sobre El Mediocre, sort of)


¿Rafael Cancel Miranda tendrá Facebook? En tarima Teófilo Torres hace de un exprisionero político, recién llegado a su casa, sin saber usar un celular. Cancel Miranda está sentado a dos mesas de mí, en la primera mesa frente a la tarima. Yo miro a Cancel mirando a Teófilo hacer de alguien muy parecido a él, y me imagino a Don Rafa intentando usar un microondas por primera vez. En el 1979 muy pocas personas tenían microondas. Hoy día medio mundo tiene celular. No es el mejor ejemplo.

El mejor ejemplo es cuando el personaje de Teófilo insiste en ideas y conceptos de más de dos décadas atrás, como decir que el futuro del país está en la siembra y cosecha del café. ¿En qué insistirá Don Rafa hoy día? Yo insisto en metáforas para la revolución armada, recién llegado del teatro, haciendo café. Le doy like a la página de Don Rafa en Facebook. Intento escribir una reseña breve sobre la obra. Aquí va: Teófilo y su sombrero, Don Rafa y su guayabera. Me pregunto si nací muy tarde para que un prócer me enseñe a poner bombas. No sé si esta sea una de las preguntas que plantea la obra, pero es la que se me antoja hacer.

Una buena metáfora para la revolución armada es que en una noche cualquiera en cualquier sala de teatro de este país, hay miembros de la audiencia que insistieron en intentar vivir conforme a las metáforas más descabelladas, sufrieron durante largos años y hoy aplauden a quienes hacen las veces de ellos en tarima.

En el 1979, la mayoría de las personas en este país no sabía usar un microondas. En el 1954 Don Rafa supo hacer la revolución. Yo sé hacer café y metáforas. Podría aprender a hacer bombas. Pero hoy me pregunto cómo habrá surgido la idea de ponerle a Teófilo su sombrero. Casi nadie usa sombrero hoy día. Habrá que insistir en ello. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario