22.3.14

5 reacciones semi-sinceras a Oh Natura , de Sylvia Bofill


  1. No puedo decir Santillá, le añado una última sílaba que fue omitida. Cortada. Por eso el acento, supongo. Se podría cambiar ese apellido por cualquier otro de la aristocracia local. Escribo Rebolló para no tirar al medio a más nadie, y porque procede. Los Rebolló también se sentaban a la mesa por diseño más que por deseo. Y olía a muerto. Además, supongo que había alguien que se ocupaba de las plantas. Tenía que haberlo, ¿no? ¿Dónde se sentaría?

    2. Quiero bailar.

    3. El público (y me incluyo, obvio) es como Lola, que se ríe porque no sabe cómo reaccionar ante dos hombres que se gustan y son cómicos a veces (porque quieren que el público se ría), pero otras veces están bregando con cosas bien jodías y el público se ríe regardless porque son dos hombres que se gustan y eso for the politically forward siempre es cómico, incluso cuando es triste o complicado o trágico. Me estoy riendo mientras escribo. Me siento frágil.
    4. Awilda Sterling existe en el mundo. Qué bueno que alguien se haya ocupado de construir teatros a donde uno pueda ir para comprobarlo.

    5. Yo no sé bailar. Tampoco sé besar. Sé quedarme quieto y posar para una foto. Aun cuando no quiero hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario