31.3.14

Sobre la yal y el mediocre


El Mediocre es una obra teatral escrita y dirigida por Jorge González. Subió a escena el pasado 27 de marzo en El Shorty[1] (antiguo teatro El Josco) en Santurce. La obra, según la promo, trata “de un hombre que está dispuesto a lo que sea por su familia y su país.” El hombre hizo 25 años de cárcel por conspirar contra el gobierno federal. Es un expreso político, de regreso a su casa en el viejo barrio, dispuesto a reanudar la relación con su hija Cristina (estudiante de derecho  y futura esposa de Ricardo, un joven empresario). Cristina y Ricardo comparten un lujoso apartamento en el área metropolitana. El hombre necesita de su ayuda para dedicarse al cultivo del café. Cristina y Ricardo necesitan de la ayuda de Janet para limpiar la casa. Janet necesita de Yadiel para el hookeo en las mañanas cuando el novio de Janet, Papo, no está. Yadiel necesita del narcotráfico para sobrevivir. No todos sobreviven. Sobrevive Juan, el mejor amigo y subcomandante del exprisionero político, alias El Mediocre, pero este breve escrito es sobre Janet, que no sobrevive, y sin embargo.

Tres Aproximaciones:

Janet es una yal.  Véase Llamo collect a mi amiga Jeanette de Falo (c. 1994). Véase el personaje Frenchy la Caballota[2], de Natalia Lugo. Véase este excelente artículo[3] de Teresa Córdova sobre el tema, donde, entre otras cosas, critica la mofa cotidiana, comercial y artística a las mujeres pobres y trabajadoras. La canción de Falo dice: “Llamo collect a mi amiga Jeanette,/chica atrevida darse guille otra vez.” El personaje de Frenchy dice “la cosa está mala.” Janet, en la obra, dice cabrón y pendejo y que mañana sí quiere sexo pero ahora no, aunque cuando Yadiel le canta ella baila porque el cuerpo de la yal manda sobre la cabeza y el corazón de la yal, aunque no sobre Papo, porque Papo le da bien duro a Janet. Janet, en cambio, la da a Yadiel pero no le da como Papo le da a ella ni como Yadiel en ocasiones parecería capaz de darle a Janet, sino que la da desde una vulnerabilidad cabrona, diría ella, que hace al público reír como el personaje de Frenchy hace a la gente reírse. O como la canción de Falo cuando uno la escucha ahora, veinte años más tarde. Aunque Janet no se reiría. Janet se empezaría a mover, porque el cuerpo de Janet solo sirve para bailar. Y para limpiar. Aunque, según Cristina, ni eso hace bien.

Janet es una víctima. No en el abstracto, sino de la violencia de género. Total de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde el 1992: 606. Eso es sin contar las de este año y el año pasado. En la obra Janet muere víctima de dos disparos a manos de su pareja. Ella describe el suceso como algo “cabrón” y como es ella la que lo dice, con su cara y su cuerpo y sus manerismos de yal, pues se hace difícil entender que lo que dice Janet cuando relata cómo la mataron es serio, y algunos no podemos contener la risa.  Entonces uno empieza a reflexionar acerca del uso y el valor de los diversos cuerpos de los personajes en la obra: el del exprisionero político, el de la blanquita y el blanquito, el del tirador de drogas y el de la yal. ¿Para qué sirven y cuánto duran? ¿Cómo y quienes llegan a tocarlos? ¿Qué significa bailar para cada uno de ellos? ¿Quién los manda? Al exprisionero político lo mandó la ley de la patria. Al blanquito y la blanquita los manda el blanquito. Al tirador de drogas lo mandan las condiciones sociales o el blanquito, que es lo mismo. A la yal la manda quienquiera que tenga una canción para cantarle. Hasta en la cárcel se puede cantar.

Janet es una revolucionaria. Hace el único comentario políticamente esperanzador de la obra cuando le dice a Cristina “Tú y yo somos la misma cosa.” Es esperanzador debido a la indignación que lo inspira, uno. Y dos, porque en una obra donde se entrecruzan y se malinterpretan los motivos y mensajes políticos una y otra vez, el comentario de Janet demuestra una conciencia política cabrona, diría ella. Al momento de  enunciación, Cristina botaba a Janet y a Yadiel de su casa. Janet la manda pal carajo. Al hacerlo, la yal hace un comentario acerca del control de los cuerpos de dos mujeres que no suponen tener nada en común fuera de los contornos del trabajo doméstico, el cual depende del paso imperceptible del  cuerpo desvalorizado y sumiso de una de ellas, por la casa que habitan los cuerpos que verdaderamente cuentan y valen y mandan. Solo que el cuerpo de Cristina ni vale ni manda tanto como ella pensaba. Eso le dice Janet al salir, fuera de broma, desde la vulnerabilidad extrema de una mujer que se las juega todas, abandonando el único trabajo que tiene. Se va y se va a morir, cierto. Pero sale de la casa dispuesta a lo que sea, motivada por una musica interna.  En la obra suceden otras cosas, pero casi nada más importa.

Importó ella.



[1] Ahora que todo el mundo se refiere al teatro El Josco como El Shorty, ¿no sería más cool volver a llamarlo EL Josco? #Terrazoforever #nun-kkambies

30.3.14

Café, bombas, cercanía (sobre El Mediocre, sort of)


¿Rafael Cancel Miranda tendrá Facebook? En tarima Teófilo Torres hace de un exprisionero político, recién llegado a su casa, sin saber usar un celular. Cancel Miranda está sentado a dos mesas de mí, en la primera mesa frente a la tarima. Yo miro a Cancel mirando a Teófilo hacer de alguien muy parecido a él, y me imagino a Don Rafa intentando usar un microondas por primera vez. En el 1979 muy pocas personas tenían microondas. Hoy día medio mundo tiene celular. No es el mejor ejemplo.

El mejor ejemplo es cuando el personaje de Teófilo insiste en ideas y conceptos de más de dos décadas atrás, como decir que el futuro del país está en la siembra y cosecha del café. ¿En qué insistirá Don Rafa hoy día? Yo insisto en metáforas para la revolución armada, recién llegado del teatro, haciendo café. Le doy like a la página de Don Rafa en Facebook. Intento escribir una reseña breve sobre la obra. Aquí va: Teófilo y su sombrero, Don Rafa y su guayabera. Me pregunto si nací muy tarde para que un prócer me enseñe a poner bombas. No sé si esta sea una de las preguntas que plantea la obra, pero es la que se me antoja hacer.

Una buena metáfora para la revolución armada es que en una noche cualquiera en cualquier sala de teatro de este país, hay miembros de la audiencia que insistieron en intentar vivir conforme a las metáforas más descabelladas, sufrieron durante largos años y hoy aplauden a quienes hacen las veces de ellos en tarima.

En el 1979, la mayoría de las personas en este país no sabía usar un microondas. En el 1954 Don Rafa supo hacer la revolución. Yo sé hacer café y metáforas. Podría aprender a hacer bombas. Pero hoy me pregunto cómo habrá surgido la idea de ponerle a Teófilo su sombrero. Casi nadie usa sombrero hoy día. Habrá que insistir en ello. 

29.3.14

Apagón


"De igual forma, exhortamos a las personas en sus hogares a que se unan a este esfuerzo en sus casas1 y compartan, con sus familiares, el impacto positivo que hacemos al convertirnos en parte de la solución al problema ambiental2 más grande del planeta: el cambio climático.3 Como dice la consigna del evento: apaga la luz4 e ilumina el planeta", expresó el gobernador, Alejandro García Padilla, en declaraciones escritas5.

1Eh, si están en sus hogares lo más probable ya están en sus casas, señor Gobernador.
2Intro de El Capitán Planeta y los Planetarios: “Nuestro mundo está en peligro. Gaia, el espíritu de la Tierra, ya no puede soportar la terrible destrucción que azota nuestro planeta. Ella da cinco anillos mágicos a cinco jóvenes especiales. Desde África, Kwame con el poder de la tierra. Desde la América del Norte, Wheeler con el poder de fuego. De la Unión Soviética, Linka con el poder del viento. De Asia, Gi con el poder del agua y de América del Sur, Ma-Ti con el poder del corazón. Con los cinco poderes combinados se convocan campeón más grande de la tierra - CAPTAIN PLANET!”
3Yo hubiera contestado: a) el cáncer b) la deuda c) el PNPPD d) Turey el Taíno e) Janet Pérez Brito (“Hola, ¿qué tal? Hola, ¿qué tal?”)
4Artista: Tito El Bambino. Album: El Patrón (2011). Cito de la canción: “Apaga la luz se eriza tu piel /
sé que tienes hambre de mí yo lo sé /
apaga la luz se eriza tu piel/ sé que tienes hambre de mi yo lo sé.”
5Afortunadamente.   

22.3.14

5 reacciones semi-sinceras a Oh Natura , de Sylvia Bofill


  1. No puedo decir Santillá, le añado una última sílaba que fue omitida. Cortada. Por eso el acento, supongo. Se podría cambiar ese apellido por cualquier otro de la aristocracia local. Escribo Rebolló para no tirar al medio a más nadie, y porque procede. Los Rebolló también se sentaban a la mesa por diseño más que por deseo. Y olía a muerto. Además, supongo que había alguien que se ocupaba de las plantas. Tenía que haberlo, ¿no? ¿Dónde se sentaría?

    2. Quiero bailar.

    3. El público (y me incluyo, obvio) es como Lola, que se ríe porque no sabe cómo reaccionar ante dos hombres que se gustan y son cómicos a veces (porque quieren que el público se ría), pero otras veces están bregando con cosas bien jodías y el público se ríe regardless porque son dos hombres que se gustan y eso for the politically forward siempre es cómico, incluso cuando es triste o complicado o trágico. Me estoy riendo mientras escribo. Me siento frágil.
    4. Awilda Sterling existe en el mundo. Qué bueno que alguien se haya ocupado de construir teatros a donde uno pueda ir para comprobarlo.

    5. Yo no sé bailar. Tampoco sé besar. Sé quedarme quieto y posar para una foto. Aun cuando no quiero hacerlo.

20.3.14

Must see


Qué pena que no haya un video circulando en las redes sociales de la sesión de brainstorming del equipo creativo de McCann para la campaña publicitaria de Dentyne Ice. Sería un recurso valiosísimo en cursos de sociología para discutir conceptos como patriarcado, sexismo, cultura y mercado. En cambio, el vídeo de la sesión de sexo oral entre dos agentes de la policía, uniformados, él y ella, en el cuartel no podría mostrarlo en el salón, debido a su alto contenido ¿sexual? ¿sexista? Se me hace difícil diferenciar.

¿Es sexi que un extraño en el tren te “ofrezca la falda”? En las pornos es sexi ver hombres con mujeres siempre y cuando los hombres no salgan más de lo necesario. En una escena de sexo oral, por ejemplo, es necesario mostrar el pene del hombre porque si no, uno no podría VER a la mujer “practicando” sexo oral. Pero no hace falta mostrar su rostro, pues a uno no necesariamente le interesa pensar en ESE hombre recibiendo sexo oral, sino en la posibilidad de recibir sexo oral de la mujer que sale completa en pantalla. ¿Eso es lo sexi, no? ¿O lo sexista?

Pregunto porque aparentan haber diferencias de rango entre los agentes que aparecen en el vídeo. Porque hay diferencias de poder entre hombres y mujeres, punto. Porque esas diferencias a menudo son re-articuladas y representadas en nuestra sociedad como algo puramente sexi (en el caso del video), o puramente chistoso (en el caso del anuncio de Dentyne). Porque cuando circulan vídeos de sexo entre un hombre y una mujer, las mujeres siempre son bien fáciles de identificar, pues salen todo el tiempo en cámara. Los hombres son más como una “presencia,” como un contorno sin contenido para rellenar con las ganas de uno estar ahí, grabando a la mujer que además tiene nombre y número de placa y un blanco en su frente, ahora que su frente y sus ojos y su boca han aparecido en miles de pantallas de computadoras y celulares. El hombre puede ser casi cualquiera de nosotros, quienquiera que esté mirando.

18.3.14

Sinceridad y Política


El joven representante llega al campamento sin prensa ni escolta. Se une a un pequeño grupo que escucha a Jesús Cepeda hablar sobre la lucha cultural, sobre Arturo Alfonso Schomburg y una ley que requeriría la enseñanza de derechos civiles en nuestras escuelas. Cepeda se despide del modesto público y cuando se dispone a bajar de la tarima improvisada, ahí está el joven representante para ayudarlo con su tambor. Al rato posan para una foto. Luego el joven se sienta a jugar dominó con las y los amigos del mar en el campamento de Playas pa’l Pueblo en Carolina.

Yo lo observo a corta distancia y me parece…sincero. Me asusta mi primera impresión e intento pensar en otra cosa: ¿Cuántos años tendrá Cepeda? ¿Habrá trepado ese tambor solo? El cigarrillo es inofensivo porque el don está más sólido que todos los presentes. Excepto Erizo. Erizo está solidísimo. ¿Será la lucha? ¿O vivir en la playa? ¿Cuánta gente aún duerme aquí? ¿Y Tito? ¿Por qué nunca he aprendido a bailar bomba?

Miro de nuevo y hay una especie de mesa redonda improvisada a unos pocos pasos de la playa. Opto por ir a mirar el mar. Reflexiono acerca del daño aproximado que me ha causado ver la segunda temporada de House of Cards de un tirón. “No todos son Frank Underwood,” me digo, como un mantra. Frank Underwood mataría por oportunidades así: Llegar de imprevisto a un espacio de protesta social, “conectar” con la gente, lucir selfless mientras posa para selfies grupales. El mar es inmisericorde. No me deja pensar en nada más.

De vuelta al campamento, escucho a Benito hablar sobre un posible viaje a Cuba. Un muchacho afina una guitarra. Un don le dice a Erizo que la bandera en la tarima está al revés. Me ofrecen comida. En el interior de la caseta están hablando de Cepeda, de todos nosotros: “primero muere por culpa de un político, que por el cigarrillo.”

On Democracy


“Yo creo que la democracia existe porque no todo el mundo piensa igual[1]…”- Dr. Ricardo Rosselló



[1] Hay quienes piensan que la sobreabundancia, el prestigio (inmerecido) y la influencia (indebida) de hijos de pasados gobernantes en la política local implican que la democracia realmente no existe en Puerto Rico. Imagino que usted difiere de ellos. Porque, de lo contrario, renunciaría a cualquier aspiración política. Ya que postularse como candidato a la gobernación sería anti-democrático de su parte. Y de su comentario se puede colegir un gran aprecio por la democracia. Sin embargo, he visto carteles de RICKY 2016.  A mí la “democracia” me hace sentir bien poco igual.

14.3.14

la universidad y los "disturbios"


"Es lamentable que se llegue a ese nivel de agresividad que raya casi en la agresión1 y sobre todo que ocurra en el primer centro docente del País2. Mi llamado es a mantener la cordura, el diálogo y que las manifestaciones se hagan con respeto3. Al momento, no he recibido ningún planteamiento concreto4 sobre las razones de la manifestación del día de hoy. Sin embargo, tengan la seguridad que siempre serán escuchados y atendidos5 como ha sido nuestra política de apertura desde la Cámara de Representantes.” - Hon. Jaime Perelló, en reacción a los y las estudiantes que con su protesta provocaron la salida del representante en el día de ayer.
1Artículo 108 del Código Penal (2012), “Agresión: Toda persona que ilegalmente, por cualquier medio o forma, le cause a otra una lesión a su integridad corporal, incurrirá en delito menos grave.” Según la nota, un estudiante “se ubicó justo la lado de Perelló y le increpó.” Representante, al menos repase los elementos del delito antes de andar acusando a estudiantes de haberlo agredido, “casi."
2El primer centro docente del País ha sido y debe continuar siendo escenario principalísimo para la protesta. Lo que no debe ser es escenario para el atropello de la gente a manos de agentes del estado, como también ha sido. De hecho, la semana pasada se celebró el Festival Antonia, que algo tiene que ver con eso. Los pueblos no perdonan, dice la canción.
3La palabra “respeto” aparece una sola vez en las reglas de ética de la Cámara de Representantes que usted preside. Una vez escuché en el medio de una protesta en la universidad “la UPR se respeta o se te espeta.” Declaro un empate.
4Que se largue de la universidad. Que no vuelva. Digo, eso entendí yo. 
5Es difícil escuchar a la gente, sentado en el asiento trasero del carro con el motor encendido, el aire acondicionado y las ventanas arriba. 

13.3.14

Vipers


No me siento amenazado1, pero más vale precaver que tener que remediar2. Y eso me lo he ganado3.” -Carlos Romero Barceló, al rehusarse a renunciar a su escolta.
1A ver. ¿Quién dice yo?
2Otros dichos populares de Puerto Rico: ¡Romero Asesino!
3En referencia a la determinación del Tribunal Supremo según la cual la escolta de los exgobernadores es un derecho adquirido. En otras noticias, la educación sigue siendo un privilegio en Puerto Rico. 

8.3.14

Parkear un Maserati


Dónde carajos. Cosa de que no te lo guayen ni te lo rayen, o que vuelvas por él y no esté. ¿Cuántos Maseratis hay en Puerto Rico? ¿A cuántos niños o niñas le habrán puesto Maserati en Puerto Rico? Si yo tuviera un niño, le pondría Clemente por el pelotero y el poeta y por el hijo de otro poeta cuyo padre le puso Clemente because Clemente means merciful lee el poema que su padre le escribió. Yo le pondría Clemente a mi hijo por ese poema, que es lo mismo que ponerle un nombre de auto, en tanto los poemas y los autos se trabajan con las manos. Sonrío mientras escribo pues mi amigo Eddie— padre, poeta, aficionado a los carros— sonreiría también.

Si esto fuera un ejercicio de taller y el reto sería escribir un texto que conecte carros con poesía, escribiría que José María Lima echó todos los ejemplares de Homenaje al Ombligo en el baúl de su carro y le pegó fuego. Esto no es un hecho verídico, pero casi. Homenaje al Ombligo es más difícil de conseguir que un Maserati. Yo le pondría a mi hijo José si no fuera porque a nadie se le ocurriría pensar que es por un poeta. Le pondría Ombligo de no ser casi tan feo como ponerle Maserati. Decidido, se llamará Fuego—un pequeño homenaje a la poesía, los carros y todo aquello que los humanos trabajamos con nuestras manos como un lujo para luego destruir. Digo su nombre y siento que me quema la lengua. 

6.3.14

Carta al Representante

Importa poco si usted se encapuchó o no. O si le puso comida de perro a un puñado de policías en protesta contra el abuso policial durante la pasada huelga universitaria. O si usted ofendió las sensibilidades de la ciudadanía, con actos y/o expresiones “desafortunadas,” rodeado de chamacos barbudos y muchachas con guille de “terroristas.” Usted fue parte de esa lucha y dio comienzo a su carrera p...olítica a partir de su participación en la huelga. De hecho, hasta la fecha, HUELGA 2010 es el ítem de mayor peso y relevancia política en su CV. De paso, las huelgas no se hacen para tener algo que poner en el CV. Mas usted así lo quiso. 

 Es por esta razón que me parecen improcedentes sus expresiones en torno a qué cosas fueron o no representativas de la huelga estudiantil. Entiendo que como miembro de la Asamblea Legislativa—como representante del pueblo que aún no ha sido electo por el pueblo—tiene más de un motivo para cuidar de su imagen pública. Por tanto, le será necesario en ocasiones no asumir posturas que resulten antipáticas para determinados sectores de la población. Sin embargo, a usted no le corresponde adjudicar sobre el carácter ético o legal de la pasada huelga universitaria. Resulta demasiado conveniente aferrarse al imaginario más simpático del movimiento huelgario para hacerse de nombre y lugar dentro de la clase política de nuestro país, para entonces repudiar los aspectos menos “media-friendly” del movimiento. Aquí conviene hacer memoria de los y las compañeras a quienes jamás se les ocurriría poner HUELGA en su CV, porque la huelga anularía todos los demás ítems en su CV. No sé si me entienda.

 Yo estoy de acuerdo con usted en que es irresponsable que un compañero legislador lo acuse de acciones de las que usted no tomó parte directamente. Empatizo con usted si a raíz de semejantes acusaciones, ha sido objeto de amenazas. Como usted, entiendo que la población merece un debate político de altura. No obstante, siento que es importante recordarle que usted no representa un movimiento, sino que, como tantos otros y otras, simplemente fue parte de un evento político en la historia reciente del País y nada más. Por favor, no se adueñe de lo que no le pertenece a nadie. Y no pase juicio, para su conveniencia, sobre los múltiples haceres de quienes lucharon con usted, no importa cuán antipáticos le parezcan, pues de todos y cada uno de esos haceres se hizo la huelga. Y sin la huelga, ¿qué iba a poner en su CV?

5.3.14

Amigos políticos


“Yes, there is friendship to (be) thought” (Derrida). Sustituye amistad por política y ¡zas!, comoquiera no entiendo la línea. Entiendo que en la huelga hice amistad con quienes hoy son políticos. Pero ya no somos amigos. ¿Eso arroja alguna luz sobre el asunto? Cuando un líder estudiantil se va a trabajar para el gobierno, queda un espacio vacío de este lado del conflicto. No obstante, yo seguí a mi líder porque las protestas son actos de amor, y en el Puerto Rico de estos últimos años no ha habido una acción amorosa más conmovedora y hermosa y brutal que la huelga universitaria. El gobierno, sin embargo, no es un animal amoroso ni armonioso, ni bellamente caótico. Es simplemente el lugar donde exhuelguistas con grados en derecho obtienen empleo, comienzan su carrera como líderes de carrera. No hay tal cosa como un/a líder de carrera. Las huelgas no duran toda la vida, mas siempre tendremos estudiantes dispuestos/as a demostrarnos cómo luce el amor en un contexto de lucha. De igual forma, siempre tendremos representantes de gobierno que por siempre podrán decir que durante sus años de estudiante amaron y se dejaron amar, luchando. Entiéndase que los y las estudiantes cerramos portones, marchamos, nos encapuchamos, dañamos propiedad, sacamos estudiantes de sus salones, lanzamos bolitas de humo, le faltamos el respeto a la autoridad, nos dimos a la fuga, nos dejamos arrestar, hicimos guardia frente a un cuartel, esperamos en las afueras del tribunal, y vacilamos, siempre vacilamos, pues no sabíamos cuánto tiempo el amor nos iba a durar. Ya. Hasta ahí.

1.3.14

Money matters


Dejé otros trabajos que me generaban otros ingresos. No todo el mundo hace eso. No todo el mundo viene de la universidad.1 No todo el mundo entiende los salarios de la universidad.2 ¿Y todo el tiempo que uno se preparó? ¿Y mi posdoctorado que yo me lo pagué? Toda mi educación salió de mi bolsillo3, todos mis libros -mi biblioteca pasa de 20 mil volúmenes- nadie me los compró4. Si yo me fuera a poner a sumar todo lo que yo le he dedicado a la cultura5, tal vez el ciudadano de a pie debería saber esto6, que no es una cosa inerte en mi escritorio7.”-Directora del ICP


1Cierto. Menos de la mitad de las y los estudiantes universitarios en Puerto Rico completarán su bachillerato.
2Cierto. Para entender desbalances brutales en escala salarial entre las diversas profesiones hay que a lo menos tener un bachillerato en economía política o algo así, y pues, ver nota al calce 1.
3Puerto Rico es de las primeras jurisdicciones en morosidad de pago en préstamos estudiantiles.
4¿Cuántos volúmenes tendrá la biblioteca de una escuela pública promedio?¿Tendrá 20,000 Leguas Debajo del Mar?
5Si yo me fuera a poner a sumar todas las palabras y gestos que le he dedicado al amor...¿El amor y la cultura son incalculables, no? Viste, eso más o menos es lo que he siempre entendido. ¿Tendré suficiente amor y/o cultura en mi vida? Yo no he leído 20,000 Leguas Debajo del Mar. ¿Seré yo un "ciudadano de a pie"? 
6¿Qué cosa? ¿Que una controversia inherentemente política se está atendiendo a la luz de consideraciones exclusivamente personales? http://www.80grados.net/lo-politico-no-es-personal/
7Cierto. Es una cosa muy lucrativa aparentemente.