2.2.14

Borinqueneando bonito en el nuevo año chino


1.

¿Me sentiría más cómodo en el velatorio de un joven boxeador velado de pie en una esquina de un ring construido para la ocasión? “Les presento a la licenciada Ariadna y al licenciado Guillermo, amigos de la comunidad.” Estos son los hechos: (1) hay alrededor de 20,000 chinos en Puerto Rico, (2) la comunidad china es particularmente vulnerable a la discriminación por agentes del estado, a la violencia y la deserción escolar, (3) el color rojo es para la buena suerte, (4) en la Avenida Comerío en Bayamón hay un centro para la juventud china y asiática, (5) yo leí Simone y Barra China y de nada me sirvieron.

2.

En las fotos del velatorio del joven boxeador, aparece su cadáver vestido con su bata de entrada al cuadrilátero, guantes y gafas oscuras. Hay fotos en las redes de los y las presentes sacándose fotos junto al cadáver. Parece que acababa de ganar un combate.

3.

El gentilicio que le dan los padres a los niñitos que corren por el salón es borinchinos. No sé si pedir permiso en español o en inglés, o si simplemente sonreír y esperar que entren corriendo para comer. No he dejado de sonreír desde que llegué.

4.

El Manuel A. Pérez podría estar en la China. Miro las fotos del velatorio en la compu y no comprendo. O, bueno, sí. Resulta que un hombre chino optó por tirarse de la ventana de un segundo piso con su bebé al hombro para escapar de secuestradores. Ambos papá y bebé sobrevivieron. Poco después abandonaron el país. A lo que voy: eventos que contados un sábado al sol parecerían inusuales o inusualmente dolorosos y terribles, tristemente conforman el borinqueneo típico para quienes habitan un punto ciego en el país.

5.

¿Habrán sonado la campana para despedir al muchacho? Pregunto porque lo he visto en las películas de boxeadores muertos y me parece muy lindo. El muchacho también era muy lindo. No es inusual que tengamos problemas separándonos de la belleza. Yo seguro dije no menos de dos decenas de disparates al despedirme. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario