17.1.14

Dicen que no existe derecho constitucional a ir a las fiestas de San Sebastián


Hay, sin embargo, un derecho constitucional a manifestar nuestra inconformidad con medidas irrazonables e ilícitas, y eso, sin duda, es y será por siempre motivo de celebración. Lo que no hay es autoridad legal para un municipio dar al traste con los preceptos constitucionales básicos en ocasión de las Fiestas de San Sebastián. Por qué un gobierno municipal, que hizo de los derechos civiles de sus residentes y de toda la población puertorriqueña, uno de los principales puntos en su agenda, habrá diseñado e insistido en implementar una política claramente violatoria de nuestro derecho a la intimidad, a la libertad de expresión y de nuestra protección en contra de registros irrazonables, no es sólo motivo de una gran tristeza y desilusión compartidas, sino de análisis, de crítica, de oposición legal y protesta social. Cabe señalar que fue el argumento de la necesidad de seguridad lo que sirvió como base para la contratación de una compañía privada para “controlar” a los y las estudiantes en la huelga de la UPR— decisión que paradójicamente figura hoy en nuestra memoria colectiva como una de las causas principalísimas del caos y la violencia que se vivió tras los portones del recinto. Cabe recordar además, que fue el interés apremiante del estado en prevenir el crimen que sirvió de justificación para implementar un referéndum con el interés de limitar el derecho constitucional a la fianza. Procede quizá reflexionar en el nombre del hombre que figura en camisas y brazaletes conmemorativos de las Fiestas, quien lleva más de tres décadas encarcelado injustamente en consideración a la seguridad nacional y en cómo la misma ciudad que hace unos meses sirvió de escenario para actos artísticos a favor de su excarcelación, fuese ahora jaula de residentes y visitantes para disque garantizar su bienestar. Yo dudo mucho que Oscar López Rivera suscriba con su firma la consigna 100% cateo. De hecho, lo que muchos y muchas de nosotras aquí queremos para él es que nunca más sea sometido a registro alguno. O% cateo es la consigna. Y las justicia nos asiste. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario