23.8.13

Chelsea y el Chota


“Bradley Manning es tan chota que choteó a la mujer que vivía adentro de él.” Lo dice serio, y se me queda mirando, en espera de una reacción. No sé por dónde “agarrar” el comentario, pero el malpensante que vive adentro de mí sospecha que adentro de mi interlocutor hay un pendejo. Contesto como me enseñó Manning a responder hace apenas un par de horas, “su nombre es Chelsea. Y me gusta. Hay una canción de los Counting Crows que dice 'something about the buildings in Chelsea just kills me.' Chelsea en este caso es un sector en Nueva York. Es una canción triste. Dice: 'The light in her eyes goes out/ I never had light in my eyes anyway.' La declaración de Manning, sin embargo, es feliz. Y genial además. También hay un libro de Michelle Tea, titulado 'Mermaid in Chelsea Creek.' El Chelsea de Tea es en Massachusetts. Yo tengo un solo libro de ella, The Beautiful. En la portada aparece el contorno de los Estados Unidos, en clara referencia a America, the Beautiful. Pero al omitir la parte de América, Michelle habita lo bello simplemente. Ese libro me mata. Como los edificios de Chelsea en la canción. Como Chelsea Manning, the beautiful, que en ocasión de ser sentenciada a 35 años de prisión militar, aprovecha para hacer una declaración total, avasalladora de libertad, ¿no? El chota entonces es una especie de libertador. De seguro tenía luz en sus ojos. Eso me mata también.” En ocasiones cuando no sé cómo responder, me voy en brote. Mi interlocutor baja la vista, siento que algo se apagó en su mirada. Siento que nunca tuvo luz en sus ojos. Siento que el día en que el gobierno de los Estados Unidos sentenció a Chelsea Manning a 35 años de prisión por chota será recordado como un día de infamia y de luz. Que la única luz del día brotaba de ella. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario