26.5.13

Puerto Rico Comic Con 2013


No es todos los días que uno se para a mear al lado de Batman.

Batman tiene barritos en la barbilla, y no se lavó las manos antes de salir del baño, y su mamá lo estaba esperando afuera con una lunchera. Batman tiene fácil 35 años y me acaba de pedir que me mueva para sacarse una foto con su mamá, el hombre araña, Bane y sus respectivas madres. Eso es lo más que me gusta de Comic Con—que es sano entretenimiento familiar. Lo menos que me gusta es que nade tiene números de Condorito o de Coné a la venta. Badtrip.

Comic Con es para vestirte de tu súper héroe favorito y tirarte a alguien vestido de su súper héroe favorito y jamás reconocerse en la calle. Vaya súper poderes. Pero si no vas disfrazado de nada, Comic Con es para dar vueltas por el Centro de Convenciones imaginándote quién se va a tirar a quién: La mamá de Bane y el Super Mario es una posibilidad.

También puedes mirar a gente jugar videojuegos, que es casi tan divertido como jugarlos. Yo cuando juego videojuegos le doy a todos los botones a la vez. Pero los gamers parecen que están tocando piano. Otra opción es mirar a la gente jugar cartas. Es en extremo aburrido. Me hubiese traído los dominós. “Weirdo.”

En total me tomé fotos con Darth Vader, Batman (otro), Speed Racer, Ghost Rider, Wolverine, los zombies de Walking Dead, la Mujer Maravilla, el Mad Hatter y un agregado extraño de personajes que no reconozco, pero en Comic Con todo el mundo está más que dispuesto a tomarse una foto contigo. “Es porque en la casa no les hacen caso,” escuché. Y me puse bien triste. Tan triste que sentí ganas de ir a abrazar a Batman. Pero me quité a mitad de camino.

Acho, mano, fo. Batman no se lava las manos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario