22.5.13

Mayo 22


Encontraron el cuerpo de un hombre, baleado y parcialmente quemado. No recuerdo dónde. Lo acabo de escuchar. ¿Habrá sido en Cataño? ¿Trujillo Alto? En Trujillo Alto, el alcalde se opone al proyecto 238 debido a sus creencias religiosas. Hace unos minutos le dieron seguimiento a la noticia de un secuestro en Río Piedras. ¿Cupey Bajo es en Río Piedras? Recuerdo que el nombre del colmado propiedad del individuo secuestrado era algo así como La Simpatía. Estoy mezclando historias. Historias no, titulares. 

Noticia de un Secuestro es un título de libro. El Ahogado más Hermoso del Mundo es otro por el mismo autor. ¿Quién rayos escribirá los libretos para los programas de noticias? Michelle Rodríguez escribió un hermoso poema acerca del cuerpo muerto de una mujer en Río Piedras. En el poema, la poeta no se atreve a mirar a los demás a la cara por no ver el blanco de sus rostros, en el sentido de tiro al blanco. Para matar habrá que mirar los rostros de los demás como latas, botellas colocadas sobre un muro. Las prácticas de la destrucción.

Yo me imagino al alcalde de Trujillo Alto practicando sus discursos de odio frente al espejo. Luego se arrodilla a orar con un ojo entreabierto para admirarse en pleno acto de adoración a dios. El hombre tenía récord criminal. Me refiero al hombre cuyo cuerpo encontraron baleado y parcialmente quemado. ¿A quién le tocará adorar su cuerpo? Las prácticas del dolor. Apenas es noticia.

Yo no me imagino capaz de mirar al alcalde a la cara por miedo a divisar un blanco. No sabría cómo reaccionar. Intento practicar la simpatía a diario. ¿O era la empatía? No sé qué me provoca el poema de Michelle. Dice así: “No puedo mirar/ a nadie/ a la cara./ Temo reconocerlos como el blanco/ leerles encima/ la fecha de su muerte.” Lo leo una y otra vez para destruir el dolor, mas me duele su destrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario