23.5.13

Los Robles


Los gatos de Los Robles duermen en las capotas de los carros, en los mufflers. Duermen en las áreas verdes. En el lobby, si alguno logra entrar. Envenenaron a ocho de la noche a la mañana. Hay un boletín en el tablón de anuncios. Los gatitos eran inocentes, dice. Inocentes está escrito en tinta roja, con signos de exclamación. En mi edificio hay una señora que abre el baúl de su carro todas las tardes para darles comida. Ahora una bolsa rinde más. Tiene que ser devastador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario