1.5.13

Karl Malone


Mailer es el nombre perfecto para un cartero. Mailman, en cambio, trae a memoria un ex-baloncelista profesional de los Jazz de Utah. Jazz me acuerda a James Baldwin. Baldwin era pana de Mailer, el escritor.

Escribe Mailer desde Zaire en el 1974, “the first rule of dictatorship is reinforce your mistakes.” Los carteros muchas veces se equivocan. Bukowski era cartero. Gran error. Su novela Post Office empieza “it began as a mistake.” Mas no hay nada en el texto acerca de dictaduras o dictadores.

En el 1974 en Zaire pelearon Muhammad Ali y George Foreman. El boxeo, según Mailer, “is the exclusion of outside influence. A classic discipline.” Para escribir, dicen, hace falta mucha disciplina. Mas no hay poema sin accidente. Eso último es de Derrida. Derrida y Mailer se parecen que se acabó, ¿o me equivoco? Nunca he entendido esa expresión—“que se acabó.” La pelea de Ali y Foreman terminó en el octavo asalto. Cuentan que semanas antes de la pelea, el presidente de Zaire, Mobutu Sese Seko, mandó a matar a 50 personas en los camerinos del estadio para evitar distracciones, influencias externas.

Hoy encontré un sobre en mi apartado, las direcciones del destinatario y el remitente escritas en tinta azul, los ceros del código postal mal trazados. Era mi letra. Un envío devuelto desde Terre Haute, Indiana. Es una carta para Oscar, mi segundo intento. Abro el sobre y la leo, esperando enterarme de algo nuevo. Gran error.

Ali derrotó a Foreman gracias a una técnica conocida como rope-a-dope. Básicamente, dejas que tu contrincante te dé hasta que se canse. De acuerdo a wikipedia, “the plan is to cause the opponent to "punch himself out" and make mistakes which the boxer can then exploit in a counter-attack.”

El problema es que los dictadores nunca se cansan. Duplican sus errores. Encierran. Matan.

Oscar es el nombre perfecto para un destinatario. Para escribirle hace falta mucha disciplina. Lo intentaré de nuevo. Quizá la próxima me la dejan pasar. Aunque sea por equivocación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario