6.4.13

Santurce es ley


Santurce es “Ei, juelebicho qué tú miras” y “diablo, papi, perdona pero no tengo nada hoy.” Santurce es ecua jei y a que no te sabes un solo tema de Maelo de memoria. Cuando no me están prestando atención canto “Satélite llamando a control, no responde.” Cuando quiero sexo, empiezo “es tarde, ya me voy.” Y cuando llego, perdí el chance. Eso es material para una canción de salsa. Otra. El tema es demasiado trillado. Hoy me ofrecieron una trillita por Santurce y la rechacé, pensando que mejor le dedicaba unas horas a la biografía de Román Power. Que diga, Ramón. Román es Baldiority de Castro. Cuando me dicen Baldorioty pienso en Lloréns. Cuando me dicen Lloréns recuerdo que la missy de español en el colegio le daba una A en el curso al que declamara Canción de las Antillas de memoria frente al grupo. Recuerdo que me grabé leyéndola. Recuerdo que me quedé dormido escuchando mi propia voz. Recuerdo que cantaba La Química de Wiso G de memoria. Recuerdo que una vez me sacaron del salón por declamarla. Pero ese no es el tema. El tema de hoy es que un prócer regresa a su casa. Lo leí en un cartel en las afueras de Santurce y pensé que se trataba de Oscar López. Pero no. Santurce es cruel. Sobre Ramón Power, lo único que intereso saber es cuál es su relación con Victor Pellot Power y por qué nadie está hablando de béisbol ahora que recién comenzó la temporada y los Yankees tienen una victoria y tres derrotas. Razones sobran para celebrar. Cuando estoy contento coreo “borinqueneando bonito.” Cuando estoy triste, “cuándo yo saldré de esta prisión.” Prisión me hace pensar en Oscar de nuevo. ¿Cuántos temas de Maelo tú crees que se sabrá Oscar de memoria? Yo no recuerdo haber estudiado nada sobre los presos políticos en el colegio. Ni sobre Román. Que diga, Ramón. Aunque estoy seguro de que sí, lo estudiamos. A Power. Yo me memorizaba su promedio de bateo por temporada en el recreo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario