6.3.13

Chávez


“Todo a ti te da cáncer.” El coro de la canción. Para nada la más políticamente correcta del repertorio de Héctor Lavoe. Y, a decir verdad, un poco de mal gusto de mi parte buscarla en Youtube para escuchar en la mañana de hoy. Yanquis de mierda. La primera teoría de conspiración que escuché acerca de los gringos y el cáncer fue que los gringos mataron a Bob Marley. Una de mis canciones favoritas de Bob, amada por todos y todas aquí, es “I shot the sheriff.” Sin duda una de las más precisas y perfectas políticamente. Puercos de mierda. La primera vez que escuché esa expresión de boca de una estudiante tenía razón pues el guardia le decía lo mucho que disfrutó macanear a universitarios en la Avenida Universidad.

Viva Chávez. “It's all over Facebook tonite, WTF.” Comenta un gringo incrédulo que no conozco a un post de un amigo en común sobre la muerte del comandante venezolano a causa de cáncer. Y continúa: “As if we Americans were responsible for every shitty thing that goes on in those countries.” En esos (estos) países, sus dirigentes políticos de izquierda mueren de cáncer y conviene dejarse convencer un poco por las teorías de conspiración, aunque sea para decir “yanquis de mierda” y sentir que todo nos da rabia en el día de hoy. Viva Bob Marley también, de paso.

“Hasta la victoria miente.” La frase es de Karlo Ibarra. Artista políticamente incorrecto y hermosamente preciso. Una vez hizo un mapa de las Américas con carne roja. Olvidé el título de la pieza, pero se podría llamar La Cruda Verdad del Asunto, le guste a los gringos o no. Que se acostumbren.

Viste, éste soy yo, aquí, leyendo statuses en Facebook, escuchando música. No es como si estuviera conspirando con universitarios, y músicos, y artistas, amados todos y rabiosos, porque acabamos de perder la carne roja del hombre cuyo nombre nos hace fantasear con la revolución, aunque nos mienta ahora desde el otro lado, aunque la victoria sea una gran mentira que conspira en nuestra contra y tengamos todas las de perder, y no nos importara nada. De que cero.

No, qué va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario