18.1.13

the petty and the painfully apolitical character of it all


Un escritor le dice a otro escritor, “sabrás que yo no pienso comprar una sola taza de café en la nueva librería en Santurce. Es una movida política.” El escritor responde “sabrás que yo pienso remover mis libros de sus estantes. Es un sacrificio por el bien de la patria. De parte de mis lectores, claro, que no tendrán de otra más que tirarse a Río Piedras a buscar mi obra. Al menos hasta que logre vender el libro en Walgreens.” “Sabrás que yo siempre cruzaré la calle en dirección contraria. Que si un panita me pilla saliendo del gimnasio en Ciudadela y me invita a un café cruzando la calle, me rehuso por puro valor y sacrificio, y nos vamos a Hacienda San Pedro como la gente común y corriente.” “Sabrás que si la gerencia me invita a una lectura de poesía, iría vestido de terrorista para leer mi más reciente serie de poemas en protesta al calendario de actividades para enero.” “Sabrás que yo sembraré el terror en el corazón de la administración al invadir sus presentaciones de libro para hacerle preguntas difíciles a los autores. Que si se atreve AC a ponerme a Ricky Rosselló de frente, yo le pregunto por el nombre de su agente literario.” “Sabrás que yo no tengo agente literario.” “Sabrás que el libro de Ricky de seguro estará disponible en Walgreens.” “Sabrás que yo no entraré a Walgreens más que para comprarme un Icee y ya.” “Sabrás que cuando yo voy a Walgreens, me pasa que siempre termino comprando diecisiete chucherías que no entré a buscar.” “Sabrás que a mí me pasa lo mismo que a usted.” “Sabrás que estás pasao.” “Sabrás que yo no entiendo las cosas que me pasan.” “Sabrás que no saber también es político.” “Sabrás que más político que yo, nadie.” “Sabrás que nadie soy yo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario