16.1.13

la isla es mental

ahora habitamos la isla como una postal y los turistas nos escriben al dorso 
y aprendemos a vivir con sus familias en el extranjero 
hasta que la fecha de envío palidece y nos intercambian 
por pasadías en cabañas bajo nieve 
ahora escribimos literatura infantil desde otro continente 
y basta con decir dragón 
para que aparezca una bestia de la cual protegerte 
ahora nos persiguen las autoridades en una serie de televisión
por falta de papeles
y te pillan capeando en los afiches de una nueva campaña anti-droga
y apareces encapuchada
de rodillas esposada en una celda sin bombilla
y mi personaje desconsolado sueña con tu cuerpo resquebrajado
en el fondo de una fosa común
ahora escribo la escena de tu deceso al dorso de un marca página con tu foto
que fungió de recordatorio para una misa en tu nombre
y te regreso a la isla en un avión de carga
donde nos estrellamos los dos
como si dios hubiese cogido un buche de escarcha
y soplara el avión al agua.




De La Carencia (Terranova, 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario