9.12.12

Diciembre 8



Un día como hoy murió John Lennon. Mi compañera escucha una canción de su autoría en el cuarto. La regla respecto a los muertos en nuestra casa es que yo no debo entrar al cuarto a preguntar o buscar nada hasta que pare la música por completo. Esta regla aplica para Jim Morrison, Jimi Hendrix y Janis Joplin de igual manera. Ella escuchará canciones de John hasta la noche. Yo preparo una lista de preguntas y cosas para buscar. Mis preferidas son las de trivia.

La regla se instituyó en el aniversario de la muerte de Jimi Hendrix un 18 de septiembre. Ella escuchaba “All along the Watchtower,” escrita por Dylan, interpretada por Jimi. Yo entré al cuarto con una pregunta acerca de la vida sentimental de los pingüinos. La canción empieza: “There must be some kind of way out of here.” Pasó toda la noche encerrada.

Mi canción favorita de John es una que le escribió McCartney a un hijo de Lennon, porque ya el otro tenía canción. “Tener canción” para mi compañera es tener una muy buena razón para no querer nada más del mundo que la voz de un desconocido en una grabación. Las grabaciones preferidas de mi compañera por fecha de fallecimiento son: Sweet Angel, Piece of my Heart, When the Music's Over y Beautiful Boy.

La pregunta de hoy es cuándo saldrá del cuarto a querer otra cosa del mundo. “El mundo está ansioso por saber,” le digo a través de la puerta. “The monster's gone,” dice un desconocido cuya voz confundo con la de ella y la mía en mi cabeza, las tres, al mismo tiempo. Un día como hoy, podríamos pasar toda la noche así.


Durante dos meses los pingüinos machos no comen nada y están a merced del tiempo. Una vez llegan las hembras, regurgitan la comida que le dan a sus crías, mientras el macho se dirige al océano para coger comida para él. Las hembras protegen sus crías con su cuerpo, ya que si no lo hiciesen, morirían en pocos minutos.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario