17.9.12

live from somewhere


la regla número uno de los escritores en Puerto Rico
es escribir desde el exilio, tomar el tren, 
enamorarse de una poeta afro-americana 
de nombre Harmony Holiday, 
hija de un fenecido cantante
de soul (sounds a lot like “la escena literaria
en México a penas da para
la cena, yo invito”) regresar con los
bolsillos repletos de cambio inservible
y encontrarlo todo igual,
publicar en Río Piedras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario