24.9.12

How to perform strongman tricks without strength (sobre Macauly Culkin)


Macauly Culkin tiene 32 años, 15 millones de pesos a su nombre, y un súper apartamento en Manhattan. Tiene también una carrera cinematográfica en pausa, una posible adicción a heroína y dos panas que viven y pintan con él en su apartamento. En conjunto se hacen llamar 3MB (Three men and a baby) y tienen un show en la galería (le) poisson rouge en Nueva York. La exposición se llama Leisure Inferno y tiene mucho que ver con haber crecido gringo y clase media en los noventa.

Mucho Mario Brothers, Seinfeld, y Kurt Cobain. Mucho título largo para piezas a seis manos; muchas de ellas trabajadas en una tirada, los tres a la vez so we can bounce ideas off one another. Mucho Jean Michel Basquiat meets Urban Outfitters and decide to do business but things don't go as planned and Jean Michel refuses to paint or refuses to keep painting the same thing over and over again so Urban hires somebody else to do the painting for him.In the end, he dies anyway.

Ese podría ser el título de una de las piezas del colectivo. O bien podría describir su estilo, sin ofender de sobremanera a Culkin que seguro pagó por los pinceles y por las brochas, y por el show también.

No es bichería, es tristeza. Porque el chamaquito de Home Alone representa los noventa para mí. Le tengo amor, del bueno, al canito frente al espejo que grita y gritará por siempre en mi cabeza—su imagen super- impuesta sobre el rostro del artista frustrado que explica la obra Kurt Cobain as a Hacker en el video promocional del show.

Siento que le duele Kurt Cobain. En el sentido de que le duele no poder morirse hoy por hoy duramente y con legado. En el sentido de que se le pasaron los 27 años y permanece aquí sin mito mayor que “mano, ¿ese no es el chamaco que hizo del nene que grita frente al espejo porque sus viejos se olvidaron de él?”

Supongo que hay peores razones para meterse a artista o para meterse droga o las dos. Yo, de chamaquito, fantaseaba con que mis viejos se fueran de viaje y me olvidaran. Nunca pasó o si pasó, no fue por mucho tiempo. Y no fue ni tan cool. O me asusté y fue mejor olvidarlo.

Eso mismo le quisiera decir a Mac, que lo olvide. No porque él sea mal pintor. Lo es. Sino, porque Kurt hubiese sido fantástico a los 32 y más allá. Y es una hermosa aunque jodida condición de vida estar aquí para recordarlo. 



2 comentarios:

  1. cabrón, estás escribiendo como si no hubiera mañana. porque no lo hay. muy bien.

    ResponderEliminar