25.8.12

genealogía de la sospecha

si lo más hermoso que es un poema es su
carga a cuestas, felizmente monto mis lecturas
en una carreta rumbo a la hoguera
y reto a Che Meléndes
a tumbar las columnas de humo de mi biblioteca.

a mi me gustaría que la poesía fuera otra cosa
o al menos que acabara conmigo en París sin abrigo
y casas editoras se pelearan los derechos
de mis listas de compra,
pero mi universo poético es un hoyo negro
a medio camino entre La Casa de la Forma
y el cuarto de servicio

SE BUSCA POETA,
MALDITO

la obra de Che es una borradura clave
en mi escritura
y él no ha leído un sólo libro mío.

SE BUSCA PADRINO

yo pierdo a Che como los residentes de Río Piedras
pierden a Río Piedras el instante mismo
que giro mi carreta
hacia el corazón de la ciudad.
pero Che no aparece.
ni El Poema. también habría que perder
más cosas.

hogueras
tampoco quedan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario