3.1.10

dead presidents to represent me

La literatura es una máquina acorazada. No se preocupa de los escritores. A veces ni se da cuenta de qué estos están vivos. Su enemigo es otro, mucho más grande, mucho más poderoso, y que a la postre la terminará venciendo, pero ésa es otra historia.

-RB,
"Derivas de la pesada"

No hay comentarios:

Publicar un comentario