25.11.09

It's the return of the...

25-NOVIEMBRE-2009 | GUILLERMO REBOLLO-GIL
BUSCAPIÉ
Slim Shady

Una confesión: El Nazareno me dijo que cuidara de mis amigos pero mis amigos se graduaron conmigo de San Ignacio. Y en San Ignacio no había nenas, ni pobres, ni negros apenas.

Otra: en mis círculos de escritores unos somos hijos de abogado, otros, abogados arrepentidos que escriben en su tiempo libre. But enough about me.

El número de asesinatos en Puerto Rico es una cosa seria. La muerte de Jorge Steven es una cosa seria. Los vídeos caseros de nenitos en Ponce son una cosa seria. Yo, en cambio, leo sobre deconstrucción mientras la señora que limpia, limpia mi casa y considero escribir una columna sobre esta actualidad que compartimos a distancia ahora que me pide que pase al otro cuarto para poder pasar el vacuum.

Hay algo serio sucediendo ahí pero estas columnas no suponen dar fe de mi cotidianidad. Así que me dirijo a la compu en busca de fotos de víctimas de crímenes de odio, de vídeos caseros de nenitos en residenciales públicos envueltos en sus juegos de destrucción. Y me pregunto: ¿cómo poner mi arte al servicio de los demás? ¿Para qué sirve el arte si no para muy en serio decir lo que ya todos sabemos? Que la vida aquí es una cosa y otra es que en el cuarto de al lado una señora pasa el vacuum y el ruido no me deja pensar.

Hay un poema ahí pero la poesía es un juego; una confesión falsa para quien la fuerce a servir de algo.

El número de asesinatos no es un poema.

La muerte de Jorge Steven no es un poema. Los vídeos de nenitos en caseríos no son poemas. Son vídeos.

Una confesión: El Nazareno es la canción de Maelo que sirve de gancho para esta columna que no es más que una confesión falsa que aprendí a dar en San Ignacio.

Otra: subo el volumen de la radio para no escuchar el vacuum.


http://www.elnuevodia.com/columna/641626/

No hay comentarios:

Publicar un comentario