8.4.09

el autor es uno de ellos

Luis G. Fortuño
06-Abril-2009 | Luis G. Fortuño
Gobernador de Puerto Rico

Lo último

Cadena oro 18k con crucifijo, regalo Papi primera comunión. Check. Polo Lacoste azul cielo o button down de rayas verticales por el baby fat. Check. Mahones snug con boquetitos fashion para rápido acceso. Check. Llave que no es llave, pero igual el carro prende nada más de mirarlo. Check. Celu. Check. Gafas. Check. Corillo de la Urba encendío en el Wine & Cheese preconcierto Choliseo. Mata.

El blanquito es blanco fácil. Punto fijo de mofa: que si cursi, que si ingenuo, que si superficial. El blanquito incomoda y entretiene precisamente porque luce incómodo lejos de San Patricio o Caparra. Porque el muy extraterrestre se sale de órbita y se paniquea cuando el emblema de su sortija de cuarto año no sirve para batiseñal, y ahora quién podrá defenderlo cuando el guardia de palito es el principal sospechoso y el mundo de la moda conspira en su contra (¡Rayos! Las rayas horizontales están en boga).

Que si cursi, que si ingenuo, que si superficial. El blanquito escucha el estribillo y se encoleriza porque él también puede hablar de asuntos importantes. Porque lo conmueve la miseria ajena (¿Viste Slumdog?). Porque la cosas están malas para todos por igual (Sepárate checks please). Porque el país necesita un plan de escape (Facebook Status: Guillo is in Paris, bi…!!!) y ahora, pa’ colmo, hay que estar de show con menos (Recession chic).

El blanquito se va y se va y se va, y vuelve sólo para buscar esposa o abrir oficina satélite o armar su gabinete de gobierno (el corillo de la Urba represent!). Y es curioso cómo esos mismos muchachos de Dios, electos por el pueblo -que nacen y los crían y los juntan para correr el País- pasan sus años de formación corriendo de él. Será que la huida los capacita o será que el blanquito ríe último y mejor, repitiendo: que si cursi, que si ingenuo, que si superficial.


* El autor es escritor.


http://www.elnuevodia.com/columna/553467/

No hay comentarios:

Publicar un comentario