9.12.16

2/6/09-12/9/16 [---->empty lots<----]

Ni tan terrible. 

Vivirse la película: Willful opposition to the Fiscal Control Board in Puerto Rico (en Counterpunch)

“It doesn’t matter” then is a goodbye of sorts to whatever it is that Puerto Ricans on the left (and on the right) think the country should be in the midst of this crisis. A goodbye to the notion that individual and/or collective actions are supposed to be building blocks for future actions. It doesn’t matter whether they are or not. What matters is that ‘I’ am taking advantage of this opportunity to live out the movie of my dreams. Is that pretentious or is that revolutionary? Does it even matter if the dream is predicated on a very simple and ultimately unquestionable truth: Puerto Rico is a colony of the U.S. La junta is the most brutal, violent and offensive manifestation of this reality in recent times. Living is no longer feasible here. I am for feasibility by any means necessary.

Read her: http://www.counterpunch.org/2016/12/09/vivirse-la-pelicula-willful-opposition-to-the-fiscal-control-board-in-puerto-rico/

5.11.16

Notas sobre Lalolandia #5 (de Manuel Almeida)

No entiendo como a Eduardo Lalo se le permite pasar con ficha sin crítica alguna cuando escribe columnas de opinión que son sumamente problemáticas y/o alarmantes y políticamente reaccionarias. Hoy escribe una en la que lo mejor de su contenido lo puede decir cualquier persona con dos dedos de frente, con algo de juicio y discernimiento: la crítica ya públicamente consensuada al PNP-PPD (aunque curiosamente nombrando a algunos individuos en particular y no a otros…). Igualmente, la crítica a una cultura que peca de ser anti-intelectual, la hacen y la hemos hecho muchos. 

Pero resulta asombroso como Lalo despacha a una masa indiferenciada de estudiantes que al no poder haber accedido al país de Lalo (que parece que se reduce a los 11 recintos de la UPR), están, pues, dizque destinados a la “trata humana” de las instituciones privadas de educación superior. ¿Pues qué nos está diciendo? ¿Qué “the masses are asses so leave them to themselves”? Esos jóvenes, de grupos subalternos y proletarios que no logran el gpa para entrar a la UPR, parecen que no caben en el imaginario nacional de Lalolandia. Y niega “in toto” que en estas instituciones hayan bibliotecas verdaderas y programas de estudios de provecho, así despechando(nos) a trabajadores y profesionales –bibliotecari@s, profesor@s, investigador@s, escritor@s, etc.- haciendo una labor muchas veces importante y que no siempre se hace en el país de Lalo (los 11 recintos de la UPR). ¿Conocerá de sus proyectos, sus centros de investigación, sus revistas, su labor con los menos aventajados, sus colecciones especiales, sus escritores residentes?

Yo en el pasado he insistido en la inmadurez política y de crítica cultural de Lalo y de su falta del más mínimo rigor al momento de manejar categorías básicas de análisis social, histórico y cultural. Y he insistido, ante el/la crític@ que nunca falta en respingar, que no aludo a su obra literaria sino a sus columnas de opinión (que se juzgan en tanto Lalo ciudadano, no Lalo bolivariano escritor superstar). Y sobre esto, insisto, Lalo debe retomar sus clases de ciencias sociales más básicas. Pero este texto de hoy es francamente políticamente reaccionario, elitista y falto de honestidad intelectual, sea a conciencia o por desconocimiento. Si alguien lo conoce, dígale que lo invito a que se acerque a la jornada de actividades de la biblioteca de un exgobernador que por lo pronto yo timoneo (¡en una institución privada de educación superior! Peccato!), que vea quiénes componen nuestro grupo de investigadores y lo que hacen. Y que, por favor, lo menos que debe hacer cualquier persona –no ya los intelectuales—es hablar sin saber. 

Nota aparte: mis recuerdos más antiguos de Lalo lo ubican asociado a la fundación (hoy biblioteca) Rafael Hernández Colón y su editorial. 

28.10.16

Que vivan bien los estudiantes y eso

El actual Vice Presidente Asociado de la Puerto Rico Statehood Students Association es el hijo del exsecretario de estado Kenneth McClintock.
 
La Puerto Rico Statehood Students Association fue fundada por Kenneth McClintock, entonces estudiante de derecho en Tulane University, y el exgobernador Luis Fortuño, entonces estudiante de bachillerato en Georgetown.

El hijo de McClintock estudia en Georgetown.

La Puerto Rico Statehood Students Association es una organización sin fines de lucro que agrupa estudiantes universitarios en Estados Unidos y Puerto Rico con interés de traer la estadidad a Puerto Rico.

El actual Comisionado Residente de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, egresado de Tulane University, fue miembro fundador de la asociación. 

Francisco Cimadevilla,  asesor económico bajo la administración de Pedro Rosselló, también fue miembro fundador de la asociación. 

Para traer la estadidad a Puerto Rico primero hay que irse a Estados Unidos a estudiar y a fundar. 

Pedro Rosselló hizo su bachillerato en Notre Dame. Luego estudió medicina en Yale. 

Fortuño estudió derecho en la Universidad de Virginia.

La junta de Control Fiscal recientemente le otorgó un contrato a la firma de publicistas de Francisco Cimadevilla.

El presidente de la Junta de Control Fiscal es cuñado de Pedro Pierluisi. 

El primer contrato otorgado por la Junta es para atender su imagen pública. 

Para traer la estadidad a Puerto Rico primero hay que atender los asuntos públicos en familia. 

Debido a la migración en masa, provocada por la crisis y las medidas de austeridad implementadas por el gobierno, miles de familias puertorriqueñas se han visto forzadas a atender sus asuntos a distancia.

El hijo de McClintock escribe columnas de opinión para El Nuevo Día, “desde la diáspora.”

La Universidad de Georgetown está localizada en Washington, DC. El costo de matrícula es de unos 50,000 dólares. Los principales destinos turísticos para estudiantes universitarios en Estados Unidos son: Cancún, Punta Cana, Puerto Vallarta y Puerto Plata. 

La Puerto Rican Statehood Students Association fue fundada en 1979. 

Su primer presidente fue presidente del senado y secretario de estado.

Su segundo presidente fue gobernador.

Entre sus miembros fundadores, al menos uno tiene un contrato con la Junta de Control Fiscal. 

¿La Junta de Control Fiscal es parte de la diáspora?

Para traer la estadidad a Puerto Rico primero hay que aceptar que lo que era posible en el 1979 no necesariamente es posible en el 2016. Y viceversa.

Por ejemplo, en el 1979 era imposible contratar con la Junta de Control Fiscal.

Por ejemplo, en el 1979 estudiar en una universidad elite de Estados Unidos no te hacía parte de la diáspora.

Francisco Cimadevilla hizo su bachillerato en Georgetown. Luego estudió derecho en Harvard. 


En el 1979 estudiar en Georgetown era una ganga. 

27.10.16

Cell to cell communication: On how to become Governor of Puerto Rico (en Counterpunch)

To become his party’s nominee he beat out the current Resident Commissioner of Puerto Rico in Washington DC.
The current Resident Commissioner of Puerto Rico happens to be the brother in law of the President of the federally appointed and imposed Fiscal Control Board, created under PROMESA.
At present, the Fiscal Control Board has taken control of all major governmental entities, agencies and public corporations, including the University of Puerto Rico.
He believes in working with the board in order to…
Unfortunately, this is not very clear.
He is a democrat.
Exactly what it means to be a democrat in an unincorporated territory, whose inhabitants cannot vote for candidates of any U.S. political party, is unclear.
He is against LGTTQ* rights and caters, rather enthusiastically, to the Christian right.
Exactly how the Christian right relates to the study of cell to cell communication is unclear.
His father is also a democrat.
Whether or not this was communicated to his son on a cellular level is also unclear.

http://www.counterpunch.org/2016/10/25/cell-to-cell-communication-on-how-to-become-governor-of-puerto-rico/

5.10.16

29 minutos de Ariadna Michelle en ahora la turba

Una vez hubo otro portón, en esta misma línea. Era la noche del 8 de diciembre de 2010 en la Ponce de León. La Universidad era del pueblo, autonomía, no-confrontación. Queríamos que fuera accesible, de calidad. La segunda parte de la huelga empezaba en días. Protestábamos en la avenida y parpadeamos.  Alguien debió haber traspapelado la pieza porque la policía apareció desde adentro. De momento todo fue la luz de las linternas y de los biombos. Había un ruido como de construcción: un motorcito de decir basta y váyanse. Trajeron una máquina para arrancar el portón de la Ponce de León. Mirábamos desde la otra acera y llorábamos. Por momentos la máquina se atascaba. La operación tardaba tanto en reanudarse, era tan torpe todo, que de momento se nos secaban las lágrimas, se nos olvidaba lo que estaba pasando y nos pasábamos chistes. De momento se hacían el ruido y las luces. Nos abrazábamos de nuevo.  Esa noche, después de compartir “te amos, “lucha-sí” y “hasta la victoria siempre” con el grupo más grande, Guillermo y yo decidimos no soltarnos. Justo ahora me doy cuenta de que casi ninguna de las que estuvo compartiendo esa acera con nosotras se quedaron. Todavía viven en la Isla, pero no.

https://ahoralaturba.wordpress.com/2016/10/05/29-minutos/

26.9.16

The Clevenger effect (en Counterpunch)

When it comes to white men you can never imagine their privilege or their power away, regardless of how their lot in life turns out.
One often settles for calling them out on their racism: Tony La Russa, Randy Orton, Steve Clevenger.
But this too is not enough, for their names do not matter.
The name Keith Scott matters, killed by police in Charlotte.
You want to say something heavy, thoughtful-like, such as “police only matter so far as they represent the tragic failure of the American imagination.”
But you’re unsure of exactly what that might mean.
So you say, instead, the most beautiful thing a top athlete can do with his or her body today is kneel before the game and kick ass during. Or kneel and then ride the bench. Who cares? The beauty of American sports today is that the outcome of the game is secondary to what African American athletes do when they step foot on the field of play and the announcer asks everybody to rise.

http://www.counterpunch.org/2016/09/26/the-clevenger-effect-exposing-racism-in-pro-sports/